]] >

dissabte, 16 de febrer de 2013

ACEITE DE MANZANILLA


El aceite de manzanilla, viene siendo usado desde hace ya 2 mil años como cosmético.
El aceite de manzanilla se usa en casos de:

• Reumatismo.
• Dolores del pecho.
• Gota.
• Ciática.
• Golpes.
• En problemas de ulceraciones de la piel.
• Manos agrietadas.
• Piel reseca.
• Cabello seco.
• Quemaduras causadas de primer grado y por el sol.
• Dolor en las articulaciones.
• Miembros acalambrados.
• Dolor de pies.
• Y toda zona corporal que pueda utilizar el ungüento en casos de dolores.

Los masajes con manzanilla tienen grandes beneficios como la prevención, calma y curación de dolores musculares, estrés, calambres menstruales e insomnio. Desde luego que la mejoría recae en mayor parte gracias al movimiento del masaje; sin embargo, el aroma de la manzanilla despierta mentalmente lugares claves del tratamiento, según los entendidos.
Así se afirma que la manzanilla tiene acción como antinflamatorio, antiséptico, digestiva, relajante, restaurador nervioso, sedante y tónico.

Uno de las características más importantes del aceite de manzanilla es su capacidad descongestionante. Tiene un gran poder sobre el funcionamiento del sistema linfático de nuestro organismo consiguiendo relajarlo y a la vez desinflamarlo. Se convierte, por lo tanto, en un excelente tratamiento coadyuvante para luchar contra la retención de líquidos. También resulta muy efectivo si se aplica diluido en la proporción correcta dando masajes sobre el abdomen para tratar problemas del sistema digestivo y regular el funcionamiento del hígado.
A nivel físico también merece la pena destacar que el aceite de manzanilla tiene excelentes efectos sobre el cuidado de la piel. Al ser antiséptico, cicatrizante y antiinflamatorio es bueno para tratar todo tipo de problemas cutáneos, como la psoriasis , las erupciones o  las alergias. También es interesante usar sus propiedades refrescantes para combatir enfermedades infecciosas que cursen con fiebres altas y gastritis.
En el aspecto psicológico una de las principales propiedades del aceite  de manzanilla dentro de la aromaterapia es la relajación. Resulta el tratamiento ideal para tratar el insomnio y la  ansiedad derivada de la vida diaria. Es especialmente bueno para tratar los dolores físicos derivados de la tensión producida por situaciones de nervios. Incluso se usa para calmar a los  niños con problemas de hiperactividad.

Precaución porque se dice que no es aconsejable para quienes presenten alergia y para aquellas mujeres durante el primer trimestre del embarazo o lactancia.
Si estás embarazada o sospechas estarlo, ten cuidado con los aceites esenciales, y que la mayoría no es aconsejable que los uses.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada